Estudio Jurídico Almagro

Impuesto sobre sociedades, impacto por no deducibilidad de los intereses de domora

Los interesas de demora y el impuesto sobre sociedades

La deducibilidad en el Impuesto sobre Sociedades de los intereses de demora vuelve a ser tema de actualidad con la Resolución de la Dirección General de Tributos publicada hoy, 6 de abril de 2016 en el BOE.

Recordamos que la Resolución del TEAC de 7 de mayo de 2015 señaló que los intereses de demora no eran deducibles en el Impuesto sobre Sociedades. Tras esta Resolución, la Agencia Tributaria publicó el pasado 7 de marzo el Informe A/1/8/16, en el que dejaba claro que la postura del TEAC era vinculante.

En sus conclusiones, la Agencia Tributaria señalaba con rotundidad que los intereses de demora contenidos en las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación, de naturaleza indemnizatoria, no son partidas deducibles a la hora de determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

Con posterioridad, el pasado 30 de marzo de 2016, la Agencia Tributaria, emitió una nota aclaratoria a través de su Subdirección General de Ordenación Legal y Asistencia Jurídica. En la misma (Inf. A/2/14/16), explicó que el informe de 7 de marzo analiza la deducibilidad de los intereses de demora respecto de los ejercicios a los que resulta de aplicación el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004 de 5 de marzo, y la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Por tanto, respecto al ejercicio 2015 y siguientes, la Nota dejaba abierta la posibilidad de que, bajo las Consultas Vinculantes V4080-15 y V0603-16, los intereses de demora derivados de una regularización tributaria continuaran siendo deducibles.

Los intereses de demora deducibles en el Impuesto sobre Sociedades

Pues bien, con la Resolución publicada, la Dirección General de Tributos confirma con claridad que, efectivamente, bajo la Ley actual en vigor, los intereses de demora liquidados por la Administración son deducibles en el Impuesto sobre Sociedades, con los límites previstos respecto a los gastos financieros (artículo 16 de la Ley 27/2014) y cumpliendo siempre con las reglas previstas para la imputación temporal de gastos previstas en el artículo 11 de la misma Ley.

Queda por ver el criterio que aplicará la Agencia Tributaria para períodos impositivos anteriores a 2015 al realizar actuaciones de comprobación e investigación tributaria.

Nos ponemos a su disposición para cualquier aclaración que precisen, y les recomendamos que estudien con atención la normativa y criterios interpretativos sobre la materia para la correcta autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades, así como la revisión del criterio seguido en ejercicios anteriores abiertos a comprobación tributaria.

Teresa Valdelomar Martínez-Pardo
Derecho fiscal, impuesto sobre sociedades.