Estudio Jurídico Almagro

IRÁN: por fin llegó la hora

Irán, inicio fin de las sanciones económicas

Sanciones financieras y económicas, llegó el Día de Apliación

Por Fernando Marqués Zornoza

Tras meses de trabajo intenso y discreto sobre el tinicio erreno, el sábado 16 de enero por la noche el Director General del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, confirmó que Irán ha cumplido los compromisos de reducción de su programa nuclear que asumió en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) firmado en Viena el 14 de julio de 2015.

Llega así el Día de Aplicación (“Implementation Day”) para el levantamiento de las sanciones económicas y financieras, en los términos establecidos por la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos el pasado 18 de octubre de 2015 (“Adoption Day”).

Se trata sin duda de un día señalado, cuya trascendencia han querido escenificar de manera solemne sus principales artífices, John Kerry por los Estados Unidos, Mohammad Javad Zarif por Irán y Federica Mogherini por la UE, mediante declaraciones conjuntas en las que todos se han felicitado por el importante logro diplomático que este hito representa para la paz, la seguridad y la estabilidad mundiales.

Levantando y manteniendo sanciones económicas a Irán

El domingo 17 de enero Estados Unidos ya ha levantado las sanciones a Irán relacionadas con su programa nuclear, para lo cual se han dictado las disposiciones oportunas por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro americano. Se mantienen otras sanciones unilaterales y así, el Tesoro americano acaba de anunciar que ha sancionado a 11 empresas y personas físicas por facilitar suministros para el programa iraní de misiles balísticos. También permanecen las prohibiciones a los bancos estadounidenses para operar con bancos iraníes, así como el bloqueo a las operaciones en dólares con Irán.

Por su parte, la UE también se ha puesto en marcha y ha declarado el levantamiento de sus propias sanciones contra Irán relacionadas con su programa nuclear. Al mismo tiempo, ha emitido una nota informativa dirigida a las empresas, en la que explica las implicaciones de esta decisión y las sanciones que han quedado anuladas.

En resumidas cuentas, se anularán la mayoría de las sanciones recogidas en el Reglamento (UE) 267/2012, que incluyen el petróleo, el gas, los productos petroquímicos, la tecnología y el transporte marítimo relacionados con ellos, las transacciones financieras y bancarias y los seguros.

Qué medidas financieras se permiten

Por lo que se refiere a las medidas financieras, se vuelven a permitir con carácter general las transferencias de fondos a y desde Irán, suprimiéndose los regímenes de notificación y autorización hasta ahora vigentes (con la excepción de las transferencias a o de las personas o entidades iraníes que continúan en la lista de sancionados).

También se permiten las actividades bancarias que estaban prohibidas, como el establecimiento de nuevas relaciones de corresponsalía, y la apertura en la UE de sucursales y filiales de bancos iraníes no sancionados, los cuales podrán adquirir o incrementar participaciones en el capital de bancos europeos. Éstos, a su vez, podrán abrir oficinas de representación, sucursales o filiales en Irán, y abrir cuentas bancarias con bancos iraníes no sancionados.

Asimismo se permite el suministro de servicios especializados de comunicación financiera, lo que supone el restablecimiento del sistema Swift con los bancos iraníes que no permanezcan en la lista de entidades sancionadas, los cuales podrán conectarse al sistema de forma inmediata.

Se vuelve a abrir el apoyo financiero al comercio exterior con Irán, a través del crédito a la exportación, la emisión de garantías y las actividades aseguradoras y reaseguradoras.

Actualización listas de sancionados

Además, numerosas personas, entidades (financieras y no financieras) y organismos son eliminados de las listas de sancionados, lo que supone de forma automática la liberación de los fondos de su propiedad que se encontraban bloqueados en bancos europeos.

Con todo ello, las restantes medidas liberadoras de las sanciones se verán extraordinariamente favorecidas, por lo que a partir de ahora Irán podrá comerciar más libremente con el resto de mundo, lo que ofrece a las empresas españolas de numerosos sectores la oportunidad de entrar en el mercado más grande de los que se han incorporado a la economía global en décadas.

Ahora bien, no debemos pensar que todos los frentes abiertos entre la comunidad internacional e Irán se han cerrado satisfactoriamente con el levantamiento de sanciones que acaba de tener lugar.

Sanciones económicas vigentes

Hay sanciones que permanecen vigentes hasta el 18 octubre 2023, como las relacionadas con la no proliferación nuclear (embargo de armas, desarrollo de misiles balísticos), y otras que permanecerán en vigor mientras no varíen las circunstancias, como las que tienen que ver con la situación de los derechos humanos en Irán (venta de materiales y equipos susceptibles de utilizarse en la represión interna) o con el apoyo iraní a grupos terroristas.

Hay algunas exportaciones a Irán que permanecen prohibidas o sujetas a un régimen de autorización, y algunos bancos y entidades iraníes continúan sancionados, por lo que debe mantenerse la atención para evitar operar con ellos.

El PAIC contempla, además, la posibilidad de que se dé marcha atrás y las sanciones ahora levantadas se vuelvan a aplicar. Ello ocurriría si Irán incumpliera de forma significativa sus compromisos en materia nuclear y no fuera posible resolver el conflicto en la forma prevista en el propio PAIC.

Por todo ello, las empresas deben evaluar si sus actividades proyectadas con Irán respetarían las medidas restrictivas que permanecen en vigor, y asegurarse, antes de firmar ningún contrato o de realizar ningún pago o cobro, de que sus operaciones con este país no se refieren a mercancías prohibidas y de que en las mismas no intervienen personas ni entidades sancionadas.

Control y verificación programa nuclear iraní

A partir de ahora, el OIEA debe continuar con sus trabajos de verificación y control del programa nuclear iraní, a fin de asegurarse de que solamente se desarrolla con fines pacíficos y detectar cuanto antes cualquier iniciativa encaminada a dotarse de armamento atómico.

No será sencillo, aunque contará con los medios materiales y humanos para ello. Yukiya Amano tenía previsto viajar inmediatamente a Teherán para reunirse con el Presidente de Irán Hassan Rohani y coordinar la actividad de los inspectores.

Fernando Marqués
Estudio Jurídico Almagro
fmz@eja.es